SANDE Propiedades (Temas)

Para la UE su prioridad en los próximos años será la formación de los jóvenes en esta materia.
A pesar de la prolongada crisis que atraviesan todas las economías occidentales y que está afectando sustancialmente, aunque sea en distintos grado, al conjunto de su actividad productiva, el sector de la construcción sigue ocupando un importante lugar en la economía europea. Como es de conocimiento público, en Europa, el sector de la construcción genera el 10% del PBI del continente y que ocupa a más de 20 millones de trabajadores. De ahí que la construcción sigue teniendo una importancia capital respecto a cuestiones tan determinantes para el progreso y el bienestar como son la calidad de vida, la generación y mantenimiento del empleo y, ahora, el rendimiento energético de los edificios.
SANDE_edificio_B1a
Para la UE la sostenibilidad de la construcción es esencial para alcanzar el objetivo a largo plazo de reducir entre un 80 y un 95% las emisiones de gases de efecto invernadero, y para diseñar una economía hipocarbónica en el 2050, se proyecta que debería contribuir la construcción en aproximadamente una reducción que oscilaría entre un 40 al 50% para el 2030, y llegar en el 2050 en un 90%.
Una comunicación que realizo en julio del año pasado la Comisión Europea propone “Estrategia para una competitividad sostenible del sector de la construcción y de sus empresas” para los próximos 10 años. En este comunicado define los principales retos que debe afrontar el sector e identifica los problemas estructurales existentes actualmente, entre los que se destacan: la escasez de mano de obra cualificada en muchas empresas; que para los jóvenes lo poco atractivo de esta actividad es la capacidad limitada de innovación y el trabajo no declarado y por supuesto, ilegal y desprotegido.
Esta Comisión considera prioritario atraer a los jóvenes a las profesiones del sector de la construcción y para ello promueve, en el contexto del diálogo social de la UE, iniciativas destinadas para adaptar la educación y la formación profesional a las futuras necesidades de cualificaciones y competencia en el sector de la construcción, pensando en el uso eficiente de los recursos, la identificación básica de la competencia en ramas específicas y el reconocimiento mutuo de las calificaciones.
Sande_jovenes_enla_construccion
La UE dice que es necesario, mejorar y anticipar las necesidades futuras en competencia y cualificaciones, atraer al suficiente número de estudiantes a las profesiones relacionadas a la construcción y crear las condiciones para mejorar el entorno de trabajo y la gestión de las carreras, con vistas a una mayor movilidad de los trabajadores del sector y una mayor prestación de servicios transfronterizos. También el envejecimiento de la mano de obra en los próximos decenios, la seguridad social y salud laboral especifica del sector, generando medidas para atraer de nuevo a jóvenes a las profesiones del sector. Como podemos apreciar la planificación y la necesidad de instrumentar medidas que permitan anticipar el futuro, con planificación y la importancia que significa la construcción dentro del sistema económico de la UE en su conjunto.
La Comisión Europea convoca a los estados miembros a establecer asociaciones para apoyar los programas de educación y de la formación profesional adecuados, que respondan a las necesidades actuales y futuras del sector de la construcción centrándose en la gestión del desarrollo.
La UE considera de suma importancia atraer a jóvenes a las profesiones de la construcción, para ésto promueve iniciativas destinadas a adaptar la formación a las futuras necesidades y competencias del sector de la construcción. Esto es evidentemente un modelo a seguir, pensando en el largo plazo y no en una batalla constante de ver quién saca mayor ventaja en distintas acciones. Plataformas a largo plazo y no en la inmediatez del beneficio propio descalificando la acción del que hace.
Por: Daniel Sande

Anuncios

Nube de etiquetas