SANDE Propiedades (Temas)

Archivo para marzo, 2010

Cantidad de escrituras de compraventa realizadas en el mes de enero de 2010

El monto involucrado en las escrituras de compraventa de inmuebles subió un 75,21% i.a. respecto del mismo mes del año anterior.
Con respecto a la cantidad de escrituras, las operaciones crecieron un 33,35% i.a. respecto a enero de 2009.
Las escrituras hasta $250.000 alcanzan a más del 53%.

El Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires informa sobre la cantidad y monto de las escrituras de compraventa realizadas en el mes de enero de 2010. El informe se refiere a escrituras autorizadas por escribanos de la Ciudad de Buenos Aires sobre inmuebles ubicados en esta circunscripción.

El nuevo informe aporta datos que mejoran la posibilidad de analizar el mercado inmobiliario en esta jurisdicción. La nueva modalidad encierra una clasificación segmentada según montos divididos en tres categorías. De esta manera, se busca aportar más información para entender mejor las estadísticas proporcionadas.

Actos de escrituras de compraventa 3.431 – Monto involucrado $1.286.936.497,32
Hasta 250 mil pesos 1827/ (53,24%) – Entre 250 mil y 900 mil pesos 1370/ (39,93%) –
Más de 900 mil pesos 234/ (6,82%)

El monto involucrado en las escrituras de compraventa de inmuebles subió un 75,21% i.a. en relación al mismo mes del año anterior. Con relación a la cantidad de escrituras, las operaciones se hincharon un 33,35% i.a. respecto a enero de 2009.
Lla nueva medición, del total de los actos el 53,24% fueron para las operaciones hasta 250 mil pesos. En la franja de 250 mil a 900 mil pesos se ubicaron el 39,93% de los actos, mientras que las escrituras superiores a 900 mil pesos registraron el 6,82%.

Si se compara el bimestre noviembre-diciembre ´09 con el mismo período ´08, se evidencia que hubo un crecimiento del 31,44% en los montos ($3.739.767.135,41 en 2009 contra $2.845.110.627,45 en 2008).

Anuncios

Aumenta la inversión en el mercado inmobiliario y los precios se mantienen

El 2010 arrancó con señales diferentes a la hora de hablar de inversiones inmobiliarias. La mayor parte de los interesados en elegir el ladrillo como resguardo de capital, y como alternativa rentable de inversión, optaron por concretar negocios a principios de año.

Esta reactivación tiene lugar en el mercado de departamentos chicos. Las unidades apto profesional, chicas y flexibles, sacan ventaja, debido a su fácil colocación. En su gran mayoría, los inversores optan por quedarse con este tipo de unidades para la renta.

En relación a los barrios donde se ha registrado movimiento, el corredor norte de la Ciudad de Buenos Aires es el que sigue moviendo la aguja del mercado inmobiliario, como sucede desde hace años.

Al mismo tiempo, en estas zonas es donde menor oferta se registra, y las pocas unidades que se ponen a la venta son más rápidamente comercializadas.

Cuando empezó la crisis internacional, gran parte de los propietarios prefirieron sacar sus unidades de la venta y destinarlas al alquiler, esperando que se recupere la demanda. En consecuencia, el mercado de compra-venta cuenta cada vez con menos disponibilidad de departamentos para satisfacer a la demanda.

Con una demanda que da señales de reactivación y un mercado donde son escasas las unidades chicas, los precios mostraron un comportamiento similar en los últimos meses como muestra el cuadro, manteniéndose estables e incluso con tendencia al alza.

En efecto, el valor del metro cuadrado logró mantenerse aun en los peores momentos de crisis, la falta de crédito hipotecario, hizo que se alejara el sector inmobiliario de cualquier tipo de burbujas especulativas.

Los cálculos más optimistas hablan de incrementos que no superarán el 15%, aunque esto estará reservado casi en forma exclusiva para los inmuebles Premium.

Esta pasividad de los valores se basa en el impulso que muestra la oferta de departamentos, que no es acompañada por la demanda, hasta hoy más retraída.

Si los precios lograron mantenerse en 2009 todo parece indicar que en 2010, con perspectivas de un mayor crecimiento económico del país -respecto al período anterior- las probabilidades de que las cotizaciones bajen son reducidas.
Creemos que los precios no mostrarán una gran evolución durante 2010. Como épocas pasadas.

Otra de las formas de inversión recurridas, es comprar por “boca de pozo”. Una decisión importante a la hora de invertir en una obra desde el pozo es la forma jurídica que tomará el compromiso de desembolso. Y aquí es donde el fideicomiso se alza entre las preferencias.

El invertir desde el pozo sigue siendo tentador para los particulares, ya que lo ven como otra de las alternativas segura para preservar sus ahorros.
Hay que estar bien informado, para saber cuando entrar, y asumir los riesgos que conlleva este tipo de inversión.
Por D y D Sande

Nube de etiquetas